La Certificación de Eficiencia Energética, un incentivo para la rehabilitación.

El Gobierno tiene pendiente la aprobación de la nueva normativa sobre Certificación de Eficiencia Energética de edificios existentes. Una vez aprobado este real decreto se abrirá una nueva etapa para el sector inmobiliario, ya que la nueva etiqueta promoverá la rehabilitación de inmuebles, con su consecuente mejora de habitabilidad y confort, y por supuesto su revalorización.

España lleva dos años de retraso en relación a casi todos los países de la Unión Europea, donde ya se ha aprobado la Certificación Energética de edificios existentes.  Esta normativa obligará a disponer de una etiqueta a todas las viviendas y locales que se pongan a la venta o en alquiler.

De hecho, con esta nueva la normativa se espera que se cree un número importante de puestos de trabajo, ya que se fomentará la rehabilitación de inmuebles. Esto ayudaría a distintos subsectores económicos como son el de las reformas, en lo que se refiere a mejorar los aislamientos en fachadas o cubiertas, instalación de ventanas o equipos de climatización más eficientes.

Esta nornativa también se aplicará a todos los inmuebles de más de 500 M2 de titularidad privada con entrada de público sin necesidad de que se ponga a la venta.

Las calificaciones van de la A a la G, siendo la A la más eficiente y la G la menos eficiente. Además, el certificado deberá contener al menos dos propuestas para mejorar la calificación obtenida.

Una vez que un número significativo de inmuebles en nuestro país disponga de una calificación, los futuros compradores o inquilinos podrán comparar de un vistazo los diferentes niveles de eficiencia entre las viviendas disponibles ya sea para alquiler o compra.

En definitiva, se trata de aportar transparencia al sector inmobiliario, al mismo tiempo que se produce una competencia ‘saludable’ por mejorar la letra que marca la etiqueta energética.

Pero esta normativa no se puede quedar solo en una “etiqueta”, sería conveniente que las administraciones públicas, diseñaran un programa para incentivar las inversiones que suponga una mejora de esta calificación energética mediante subvenciones directas o deducciones fiscales.

El campo de la rehabilitación de edificios en España presenta un gran potencial, sobre todo sabiendo que la edificación de obra nueva no pasa por su mejor momento. Son evidentes las numerosas ventajas de la rehabilitación en inmuebles, como son la revalorización, la mejora de la imagen, la habitabilidad y el confort.

LA REHABILITACIÓN ENERGÉTICA
Pero hay un tipo de rehabilitación en la cual sí se puede además cuantificar sus ventajas, se trata de la rehabilitación energética.

El funcionamiento habitual a la hora de solicitar información para reformar una vivienda, un local o un edificio, es hablar con varios profesionales del sector y transmitirles la idea de lo que queremos hacer y éstos preparan un presupuesto.

Sin embargo, si el objetivo del cliente es reducir el consumo energético lo ideal sería realizar un estudio previo de eficiencia energética con una empresa especializada. Además, el criterio energético a la hora de hacer una reforma es perfectamente compatible con las ventajas de la rehabilitación convencional que hemos nombrado.

Este estudio energético consiste en realizar una medición de una serie de datos del inmueble y hacer una simulación mediante un software especializado del comportamiento, tanto a nivel térmico (calefacción y aire acondicionado), iluminación e incluso consumo de agua caliente. Esta simulación se calibra con las facturas reales de consumos energéticos.

A partir de estos datos, se pueden simular las distintas soluciones técnicas para conseguir una reducción del consumo energético, se valoran las actuaciones a realizar y los ahorros que generan y se busca un equilibrio entre la inversión a la cual está dispuesto el cliente y el ahorro económico que va a producir, obteniendo por tanto un periodo de retorno o plazo de amortización de la inversión gracias al ahorro económico conseguido.

En el mercado existe una gran variedad de soluciones técnicas a aplicar para reducir el consumo energético y muchas de ellas de gran calidad, pero cada inmueble es diferente y lo que puede resultar muy ventajoso para unos casos puede no serlo tanto para otros, de ahí la importancia del estudio personalizado por inmueble y según las necesidades del cliente.

Actualmente, estamos expuestos a constantes subidas de los precios de la energía. Cualquier incidencia en los países productores repercute directamente en los precios que los ciudadanos, empresas y administraciones públicas pagan en sus facturas.

Precisamente, esto hace que la rehabilitación energética sea cada vez más atractiva en España. Si tenemos en cuenta las previsibles subidas de los precios en el futuro, la amortización de estas actuaciones es todavía más ventajosa.

Las ventajas no son solo para quien rehabilita su inmueble, sino para la sociedad en general, ya que estamos reduciendo la dependencia de España de los países productores de petróleo, se crea empleo y ayudamos a mejorar el medio ambiente.

 Fuente: ecoconstrucción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s